El proceso de montaje de una boda de Playa, al aire libre.


Hoy les voy a contar un micro resumen de esta alucinante boda.

¡Iniciamos el montaje a las 4:00 am y el viento fue cada vez más fuerte!

En las fotos y videos no se logra apreciar el caos que vivíamos cuando el viento azotaba por momentos tan fuerte, que las mesas caían varios metros de donde estaban. Las sillas no se mantenían en pie (se quebraron 2 de ellas). No podíamos poner los manteles, y mucho menos la cubertería y cristalería, los centros de mesa se caían.


Anunciaron que era la llegada de un frente frío....a pesar de ser pleno verano 🌬️

¡Y el tiempo corría!

Los novios sabían que estábamos en problemas, pero se mantenían confiando en su Wedding Planner.

La novia se acercó y me preguntó "¿Qué hacemos?" y le respondí "Sigan haciendo fotos previas a la boda, nosotras nos encargamos".

¡Honestamente, estaba asustada, no sabía cómo detener el viento!

Pero María Laura confió, no me cuestionó, vio que hacíamos todo lo humanamente posible y se retiró en calma. Eso me dio aún más determinación. Siempre pienso que yo no soy un hada madrina, no tengo la varita mágica, soy tan humana como todos los demás. Pero lo que sí soy, es aguerrida, comprometida, responsable!

¡Y activamos plan B!

Cambiamos la forma del montaje, conseguimos tachuelas para sostener los manteles, amarramos cosas, anclamos con piedras. ¿Y adivinen qué? Todo salió perfecto y a tiempo.


El viento en la noche se calmó y fue una noche estrellada perfecta y alucinante con el sonido del mar seduciendonos. Mi equipo y yo trabajamos 24 horas continuas. Pero descansamos con una gran sonrisa de satisfacción.


Detrás de cada foto o video de mis bodas, hay una historia que recordaré por siempre.


Yacxel Cruz Creative Lights Event Planner

27 vistas